sábado, 22 de septiembre de 2012

A la vuelta de la esquina.

*Mira los horarios de Biología cuyo futuro profesor ha mandado*
...
Batita y gafas de lab.~
¡¿Pero qué se han tomado a la hora de hacer los horarios...?! Ya podrían ser fijos, así me ahorraría el hecho de mirar qué tengo cada semana, porras. *Sigh*...
Bueno... Me quedan dos días de vacaciones, que se podrían considerar, ya, fines de semana "normales", porque el lunes ya empiezo.

A decir verdad, desde que me hice con Shiro no he podido dormir ni un solo día hasta tarde por tener que darle de comer y sacarla por las mañanas, más luego otras obligaciones que me surgieron a lo largo de estos dos meses atrás.
Por otra parte, cada día he estado saliendo de casa, eso sí, y me lo he estado pasando bastante bien con las personitas a las que quiero (Twitter Rangers míos, os incluyo ~)

Hoy, por ejemplo, he tenido un día magnífico desde las 11 de la mañana hasta las 19h. porque he estado pateando toda Palma con mi queridísima Marina (NinaTanuki), comprando material para la universidad, mirando algún regalo para bebés (pues nuestra antigua tutora, Trini, ha tenido a una preciosa niña, Carlotta), también comimos en un buffet japonés, cuyo nombre es Osaka, el cual hacía años que no iba a comer ahí, ¡e incluso caminamos mucho para enseñarle un restaurante donde hacen ramen de verdad!.
Luego, una de las cosas que me gustaron fue el hecho de que Marina y yo empezamos a rememorar recuerdos bastante bonitos de años atrás, deseando que pudieran volver. También nos pusimos al día de nuestras cosas y hubo un instante en el que ambas soltamos que nos alegraba muchísimo retomar el contacto tras meses sin quedar con la otra, y que, por supuesto, tendríamos que hacerlo más a menudo.
Vamos, sin ponerme ñoña, que hemos hablado bastante y pateando lo que no hay escrito... Ambas hace un rato hablábamos por MSN y ella se quejaba de lo doloridas que tiene las piernas. *Giggles*

Horas más tarde se unieron Rosa y Carol, con las que finalmente le compramos el regalito a Trini. Luego fuimos hasta su casa (un camino considerable...), donde también estaba su marido pendientísimo de la pequeña, que estaba frita perdida.
Nos contamos bastantes cosas y nos pusimos muy al día con ella. Es que es una persona que me encanta. Es maravillosa... ~

Coff, coff...

¡Ah! Y Shiro ha crecido bastante, ¡es un terremoto! A veces, en coña, a mis padres me refiero a ella como un rottweiler. xD Es un encanto, a la par que monstruo...
Le enseñé a dar la patita, a sentarse, nos trae alguno de sus tantos de juguetes con los que juega para que se lo tiremos y que luego nos lo traiga para volvérselo a tirar, también (y obviamente) reconoce la palabra "calle", "¿comemos?" y ya identifica las amenacillas que le hacemos cuando algo hace mal. Incluso tiene ya su sitio predilecto al que va cada vez que hace algo que no debe, ¡incluso si no nos hemos enterado de que ha hecho algo, ya se va ahí! Así ya nos avisa y buscamos su error por la casa, es genial. ~~

En fin, dejo esto hasta el lunes.
Bye, bye ~

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cursor by hikariyummi